Fauna Autóctona de Yucat

Fauna Autóctona

Por Cristina J. Rozzi Giménez Licenciada en Ciencias Biológicas

Los remanentes de bosques de espinal, la presencia del río, bañados y lagunas brindan refugio a varias especies de animales silvestres. A continuación una descripción de las principales especies de vertebrados.

 “PECES”

El río Ctalamochita es el río más caudaloso de la provincia, presenta las características propias de un río de llanura. Las aguas son turbias debido a la carga de sedimentos finos que transporta. El caudal varía a lo largo del año dependiendo de las precipitaciones. Presenta meandros e islas estabilizadas, permanentes con abundante vegetación desde juncos y totoras hasta árboles como sauces. Cuando el caudal es bajo quedan expuestas playas de arena que cambian el paisaje.

Como laguna más importante y que presenta un cuerpo de agua permanente se encuentra Laguna Honda, en las épocas más lluviosas se forman bañados y lagunas temporarias a partir de ella. Completan los ambientes acuáticos de la Estancia Yucat arroyos y bañados intermitentes.

La ictiofauna presente en estos ambientes se compone de las siguientes especies: Symbranchus marmoratus “Anguila”, Prochilodus platenses“Sábalo”, Hoplias malabaricus “Tararira” ó “Dientudo” y Astyanax sp. “Mojarras”.

“ANFIBIOS”

Los Anfibios son un grupo de animales llamados comúnmente ranas y sapos. El nombre deriva del hábitat que utilizan estos animales para completar su ciclo de vida. Los huevos son depositados en el agua y allí se desarrollan los renacuajos y juveniles, luego los adultos realizan sus actividades tanto en tierra como en el agua, dependiendo de las especies.

Numerosos estudios informan que se están detectando evidentes declinaciones en las poblaciones de anfibios que integran comunidades en distintas áreas naturales del mundo e incluso en algunos casos demuestran la desaparición de especies. Estos fenómenos también han sido observados en hábitats inalterados y aún en áreas protegidas

La disminución de la abundancia varía de un área a otra y según las comunidades consideradas, no sólo debido a causas directas como la contaminación sino fundamentalmente a la fragmentación y destrucción de los hábitats naturales.

Como consumidores de artrópodos, especialmente insectos, y dado que los anfibios son depredados por muchos vertebrados superiores su declinación general tendría gran repercusión en la organización trófica de los ecosistemas. Además, su particular ciclo de vida, que depende tanto del hábitat terrestre como del acuático, hace que los anfibios sean quizás, dentro de los vertebrados, los organismos más adecuados para ser utilizados como indicadores biológicos de la degradación ambiental.

En nuestra región hay tres grupos de anfibios y están representados por varias especies.

Los comúnmente llamados “sapos” son: Bufo arenarum “Sapo común”, Bufo fernandezae y Odontophrynus americanus; Las “ranas” son:Leptodactylus ocellatus, Leptodactylus latinasus, Leptodactylus gracilis “Rana rayada”, Leptodactylus mystacinus “Rana de bigotes”,Elachistocleis bicolor, Scinax nascica “Ranita trepadora” y Physalaemus biligonigerus; por último los “escuerzos” están representados por:Ceratrophys cranwelli.

La mayoría de los anfibios de clima templado realizan las actividades en los meses más calidos del año, encontrándose en reposo (hibernación) durante los meses más fríos. Las especies qua habitan Yucat realizan sus actividades durante los meses más cálidos y húmedos del año.

Ninguna de estas especies posee veneno por lo tanto no representan ningún peligro para el hombre.

 “Rana” L. gracilis “Sapo” B. arenarum “Escuerzo” C. cranwelli

“REPTILES”

Este grupo incluye animales que se diferencian de los anfibios por poseer piel seca con escamas y por poner huevos en la tierra. Está formado por cuatro grupos: “lagartos ó iguanas”, “serpientes”, “cocodrilos” y “tortugas”. La mayoría de los integrantes de este grupo disminuyen o cesan sus actividades durante el otoño e invierno para reanudarlas en los meses más calidos del año.

Los lagartos están representados por: Tupinambis merianae “Iguana” ó “Lagarto overo”, Pantodactylus schreibersi “Lagartija”,Amphisbaena sp. “Viborita ciega”.

Las serpientes se dividen en tres grupos, las constrictoras como las “Boas”, las cuales no habitan en esta región, las culebras como por ejemploLiophis poecilogyrus “Culebra” y Philodryas patagoniensis “Culebra” y las víboras como Bothrops alternatus “Yarará grande ó víbora de la cruz”, de los tres grupos solo la última es venenosa y representa un peligro para el hombre, en caso de mordedura.No hay poblaciones de cocodrilos en la región. En Laguna Honda hay tortugas acuáticas.

“Lagarto overo” T. merianae

“MAMÍFEROS”

Los mamíferos presentan características muy distintivas como la presencia de pelo y glándulas en la piel, principalmente las glándulas mamarias que dan nombre a la clase.

Las áreas naturales de Yucat brindan refugio a varias especies de mamíferos silvestres: Didelphys albiventris “Comadreja overa”,Chaetophractus villosus “Peludo”, Lycalopex gymnocercus “Zorro gris”, Conepatus chinga “Zorrino común”, Oncifelis geoffroyi “Gato montés”, Puma concolor “Puma”, Cavia aperea “Cuis común”, Myocastor coypus “Coipo” ó “Nutria”.”Zorrino””Comadreja”

“AVES”

Las aves presentan características que las hace ideales como grupo de animales para observar a campo. En su gran mayoría presentan un comportamiento diurno, además son conspicuas, con un desarrollo y distribución bien documentado, historia natural y sistemática conocidas.
Para realizar avistajes es casi indispensable contar con binoculares, en nuestra región son muy útiles los de 8X30 ó 16X50, pero cualquiera viene bien. Es además indispensable contar con una ayuda, existen varias guías para identificar aves silvestres pero la mejor es la “Guía para la Identificación de las Aves de Argentina y Uruguay” de Narosky e Izurieta 2003.
Hace varios años era común la presencia de “Cardenal común” (Paroaria coronata) y “Reinamora grande” (Cyanocompsa brissonii), además se la cita para la región en la bibliografía especifica. Su presencia le conferiría a la región un valor de conservación alto debido a que las poblaciones de estas especies se encuentran en retroceso numérico debido a la disminución del hábitat y a la sobreexplotación comercial. Actualmente es muy difícil encontrar estos animales en libertad.
Al anochecer en el casco de la estancia es común escuchar los fuertes chistidos de la “Lechuza del campanario” (Tyto alba) y también verlas en vuelo. Sobre el pasto del parque principal de la estancia se encuentra el “Chinchero grande” (Drymornis bridgessi), es común observarlo buscando insectos en el césped, pero también ha sido observado en el bosque con menos frecuencia. Si uno sigue estas aves verá que suben a saltitos por los troncos de los árboles verticalmente y en espiral. En los campos cultivados es común la presencia de la “Lechucita pampa” ó “Lechuza de las vizcacheras” (Athene cunicularia), en este ambiente se pueden observar otras especies en grandes bandadas: “Chimangos” (Milvago chimango), Carancho” (Polyborus plancus), “Gaviota capucho gris” (Larus cirrhocephalus), “Tero común” (Vanellus chilensis), y “Cotorras” (Myiopsitta monacha), esta ultima especie ha incrementado su tamaño poblacional debido a la presencia de árboles exóticos, principalmente “Eucaliptos” los cuáles utilizan para construir sus nidos, al resguardo de los depredadores naturales, los nidos de esta especie alcanzan grandes dimensiones.
El bosque de espinal sirve de refugio a muchas especies, como: “Guiras” (Guira guira), “Ratonas” (Troglodytes aedon), “Horneros” (Furnarius rufus), “Carpinteros” (Colaptes sp.), “Calandrias” (Mimus sp.), “Palomas” (Columba sp.), “Caranchos” (Polyborus plancus), “Chimangos” (Milvago chimango), “Jilgueros” (Sicalis flaveola), “Naranjeros” (Thraupis bonariensis), etc.
Algunas especies se pueden observar sobrevolando el bosque y son comunes en los bañados y lagunas, es el caso de: “Biguá”, “Garza blanca”, “Garcita blanca”, “Garcita bueyera”, “Pato barcino”, “Pato maicero”, “Pato cutirí”, “Gaviota capucha gris” y “Martín pescador grande”, seguramente en transito hacia algún ambiente acuático, ya que es en este tipo de hábitat donde desarrollan las actividades de alimentación y reproducción.
Los ambientes acuáticos presentan especies particulares de estos lugares como es el grupo de los denominados comúnmente “patos”, aunque en todos los casos presentan en sus cercanías relictos de bosque autóctono lo que explica la presencia de especies comunes entre todos los hábitat de la Estancia.
La “Laguna Honda” que se encuentra muy cerca del río y se cree que puede ser un meandro abandonado se extiende de oeste a este y el punto más importante lo constituye “El ojo” de 30 metros de diámetro y varios metros de profundidad, se supone tenga alguna conexión subterránea con el río. Luego por aproximadamente dos kilómetros se produce un desborde de agua que ha originado un bañado con juncos y totoras (Thypha domingensis) que sirve de refugio a muchas especies de aves acuáticas, como “patos” (Anas georgica, Anas flavirostris, Coscoroba coscoroba, Anas versicolor, etc.), ocacionales “flamencos” (Phoenicopterus chilensis), “garzas” (Egretta alba, Egretta thula, Ardea cocoi), “cuervillos de cañada” (Plegadis chihi), “gallaretas” (fulica sp.), “macas” (Podiceps rolland), “caracolero” (Rostrhamus sociabilis), “tero real” (Himantopus melanurus), “pico de plata” (Hymenops perspicillatus), “varilleros” (Agelaius sp.) etc.. En el borde norte se encuentra una barranca de algunos metros de altura cubierta con vegetación de espinal, hacia el sur una franja de bosque acompaña el trayecto del río tercero, lo que aumenta la diversidad del lugar, ya que no solo se observan especies propias de ambientes acuáticos sino también de bosque. Esto ocurre también en “Los Bañados”, donde se observan aves acuáticas y de bosque debido a la presencia de manchones de bosque que bordean el arroyo.
Especies amenazadas y extintas.
Muchas especies de grandes vertebrados se han extinto en la zona debido a la presión de caza y reducción del hábitat, como las vizcachas (Lagostomus maximus), ñandú (Rhea americana), venado de las pampas (Ozotoceros bezoarticus), Así también especies de aves han reducido sus tamaños poblacionales debido a la captura para comercialización como mascotas, por ejemplo el cardenal común (Paroaria coronata) y la reinamora grande (Cyanocompsa brissonii), esto ocurre actualmente junto con la captura de jilgueros (Sicalis flaveola), semilleros (saltador aurantiirostris) y la caza de coipos (Myocastor coypus), iguanas overas (Tupinambis merianae) y zorros (Lycalopex gymnocercus) en números importantes, sin la autorización de los propietarios.
 Bibliografía consultada:

-Demaio P., M. Medina. 1998. Ecosistemas de la Provincia de Córdoba. Universidad libre del ambiente. Ed. Sezo