Testimonio de Religiosos en Laguna Blanca – Formosa

Como parte del equipo de animación de la Vida Religiosa (VR )en Formosa les contamos que:
La noche del 23 de noviembre nos hemos acercado al lugar “Laguna Blanca” congente del equipo de ENDEPA y EDIPA (Equipos Nacional y Diocesano de Pastoral Aborigen) para escuchar y estar a disposición de la gente y sumar en lo que pudiéramos.

Al llegar fuimos a la comisaría de Laguna Blanca para escuchar lo que podían decir las autoridades policiales. Nos explicaron en detalle su versión de los hechos. Nos mostraron las “armas” que incautaron a los originarios: palos, palas, machetes y algunas puntas de lanza.

Cuando les preguntamos sobre los detenidos se nos informó que los varones estaban en la comisaría (que no debería ser así ya que la policía era parte implicada en el tema) y que las mujeres y niños estaban en el hospital.

Al no poder charlar con los detenidos en comisaría fuimos al hospital para ver si podíamos charlar con las mujeres. No pudimos porque justo el juez estaba haciendo la autopsia del policía difunto.

Con el párroco del lugar, miembros del equipo de ENDEPA y EDIPA, de la VR, la abogada e Israel Alegre,(originario qom que nos acompañó desde Formosa) fuimos viendo estrategias para el día siguiente y acciones a realizar judicialmente.

 

Cuando estábamos de regreso hacia Formosa la abogada policial llama a la abogada de ENDEPA y le pide si puede hacerse cargo junto a las hermanas de Nainek (población cercana) de las mujeres y niños que estaban en la comisaría porque ahí no podían quedarse por orden del juez y en atención a los derechos del niño…

Nos habían mentido..

Las mujeres y niños estaban en la comisaría… escondidos.. Frente a la representante de los derechos humanos  pasaban estas cosas en la comisaría.

Fuimos, las escuchamos. Estaban brutalmente golpeadas, especialmente las más ancianas. Una tenía la pierna quebrada por la represión y otras apenas caminaban. Había con ellas menores de 6, 3 y 1 año. (¡Detenidos!)

Fueron trasladadas al hospital y permanecieron allí hasta el día siguiente. Nosotros volvimos a Formosa para hacer acciones correspondientes en el supremo tribunal de justicia: habeas corpus y pedido de excarcelación de detenidos/as.

El miércoles 25 cercano al mediodía volvimos a LA Primavera y estuvimos acompañando a la gente. Gendarmería, junto a las fiscales y el juez realizaron pericias. Miembros de la VR ayudaron a sacar fotos de los ranchos quemados por la policía, que ahora están como testimonio dentro de la causa.

Es asombroso ver la resistencia de este pueblo que golpeado y reprimido no ha salido de la ruta por más de 4 meses y ahora sigue apostado ahí exigiendo escucha, justicia, dignidad.

Por la noche fuimos a Laguna Blanca para traer a las detenidas de sus familias y más tarde a traer a los detenidos.

Con colaboración de gente solidaria pudimos comprar pan y mortadela para calmarel hambre de los hermanos y hermanas Qom que estaban en la ruta y también de los detenidos/as, ya que hacía 2 días no comían nada.

Les han quemado sus ranchitos y en ellos todo lo que tenían: ropa, alimentos, juguetes,  bicicletas… Todo. Quedaron con lo puesto y sin nada..

Al recibir la ayuda y al encontrarse otra vez con los detenidos se los veía rezar y llorar… Eso nos movilizó a nosotros también.

Las acciones judiciales siguen su curso y miembros del equipo de ENDEPA y  EDIPA que también pertenecen a la VR están haciendo lo que humanamente pueden para aliviar el sufrimiento de estos hermanos y hermanas, a los cuales  se les han violado todos los derechos.

Las versiones son encontradas. Por resultados de la autopsia realizada alaborigen asesinado, la versión que más se asemeja es la de los originarios.

Pero estamos convencidos que la responsabilidad excede a la fuerza policial. El único responsable de lo sucedido es el Gobernador Gildo Insfrán y su ministro de gobierno Jorge González. Han hecho caso omiso de la presencia de los Qom en la ruta por más de 4 meses, negándose a entablar un diálogo que pudiera destrabar el asunto.

El aparato represor es manejado por el gobierno. El feudalismo que se vive en tiempos de “democracia” en esta provincia genera miedo y silencios cómplices. Dios quiera que este lamentable hecho que nos toca vivir sea el comienzo del fin de esta dictadura solapada que vive nuestra provincia.

Recemos y repudiémos todo lo que esté en contra de la dignidad del ser humano. Sobre todo aquel ser humano más pobre, más vulnerable y menos tenido en cuenta. Los cánticos de siervo sufriente de Isaías nos pueden ayudar a rezar y la fuerza liberadora del Dios de la Vida que nos llama y nos quiere ahí “donde la vida reclama” nos animen en la lucha por la verdad, la justicia y “la vida abundante” de estos pueblos originarios que claman al cielo.

Hna. Claudia Aragón, HMA y P. Jorge Tournour, SDB

Por el equipo de VR de Formosa

29-11-10